EnglishDeutschRussischArabischSpanischItalienischFranzösisch
cerca× Llámenos +49 6221 56 6243
  • Gantry

Terapia de protones y terapia de iones de carbono: tratamiento del cáncer de alta precisión

“Desde 2009 el Centro de Terapia de Iones de Heidelberg (HIT) es el primer centro a nivel europeo en ofrecer esta terapia de alta eficacia y a la vez segura para ciertos tipos de cáncer”.

Profesor Dr. Dr. Jürgen Debus
Director Médico, Departamento de Radioterapia / Centro de Terapia de Iones de Heidelberg








¿Qué es la terapia de protones?

Es un nuevo tipo de irradiación que destruye las células del tumor con mayor eficacia. La radioterapia (también conocida como terapia de radiación) más común en todo el mundo se lleva a cabo con pequeñas partículas livianas (generalmente rayos x) llamadas fotones. A diferencia de esta, en la terapia de protones los rayos consisten de núcleos cargados (= iones) de átomos de hidrógeno. Gracias al sofisticado equipamiento del HIT, estos rayos pueden ser dirigidos con alta precisión y a una velocidad de más del 75 % de la velocidad de la luz al tumor, focalizando el efecto destructivo en ese lugar.

¿Qué es la terapia de iones de carbono / de iones pesados?

Mediante la irradiación de iones de carbono, los núcleos de carbono cargados son disparados al tumor. Estos son particularmente pesados y cargados con energía, por lo que se les conoce también como terapia de iones pesados. El HIT es uno de los pocos centros a nivel mundial que ofrece la terapia de iones pesados. La efectividad biológica de los iones de carbono es incluso mayor que la de los protones y es utilizada para tipos específicos de cáncer.

Tanto la terapia de protones como la de iones de carbono son realizadas en el mismo centro de radiación (solo cambia la partícula / tipo de ion que es acelerado y dirigido al tumor).

¿Qué enfermedades se tratan en el HIT?

Actualmente tratamos los siguientes cánceres tanto en niños como adultos:

  • Cáncer de glándula salival (p. ej. carcinoma adenoquísitco)
  • Tumores ORL, p. ej. carcinoma del seno paranasal
  • Cordoma / condrosarcoma de la base del cráneo o la pelvis
  • Cáncer de próstata
  • Tumores cerebrales, p. ej. glioblastoma, glioma, meningioma, astrocitoma pilocítico
  • Cáncer de páncreas
  • Cáncer de hígado
  • Cáncer rectal recurrente
  • Cáncer de pulmón
  • Cánceres para los cuales la radiación de iones es favorable, especialmente para tumores profundos que pueden ser tratados de forma efectiva o para aquellos donde se requiere especial cuidado con los tejidos circundantes
  • Linfomas, p. ej. linfoma maligno mediastinal
  • TMVNP

Otras enfermedades (tumores benignos y trastornos):

  • Malformación arteriovenosa cerebral (MAV)
  • Angiofibroma juvenil

¿Cuáles son las ventajas de la terapia de protones / de iones de carbono en el HIT?

En algunos casos, la terapia de iones es la mejor terapia posible, ya que es especialmente efectiva y puede ser dirigida con alta precisión, causando así menos efectos secundarios.

  • La radiación de iones (también llamada radioterapia con partículas) es, en comparación con los fotones, biológicamente más efectiva, aumentando de esta manera las posibilidades de recuperación. Además, permite tratar de forma efectiva tumores que no responden a la radiación convencional.
  • Los destellos de iones pueden llegar a tumores ubicados a mayor profundidad. En el HIT las partículas cargadas (= iones) son aceleradas a más de tres cuartos de la velocidad de la luz y dirigidas al tejido del tumor. Dependiendo de la velocidad y la energía los iones pueden alcanzar una profundidad en el tejido de hasta 30 centímetros. Esto es algo que los fotones no pueden realizar, ya que estos perderían gran parte de su energía en los tejidos circundantes en su camino a un tumor profundo y porque tienen su máxima eficacia a una profundidad de 3 centímetros.
  • El poder destructivo de los iones pesados es especialmente fuerte, ofreciendo así por primera vez una posibilidad de terapia efectiva para, p. ej. cordomas y condrosarcomas.
  • Los iones impactan el tumor con mayor precisión, liberando la potencia destructiva con mayor exactitud, lo que protege a los tejidos sanos circundantes, causando así menos efectos secundarios. Esta ventaja es particularmente importante para tumores cerca de tejidos vitales, tales como la base del cráneo, el nervio óptico o el intestino.
  • La terapia de protones es especialmente recomendada para niños, puesto que genera menos efectos secundarios a largo plazo en comparación con las terapias tradicionales.

  • En el HIT los protones e iones de carbono pueden ser dirigidos con la más alta precisión, gracias a:

    • un procedimiento de escaneo de retícula de intensidad modulada, desarrollado por los expertos de Heidelberg, lo que garantiza una alta precisión en la distribución de la dosis,
    • primera fuente de radiación de iones de carbono móvil del mundo. La estructura de acero permite la irradiación desde cualquier dirección; sin esta los rayos podrían ser dirigidos solo de forma horizontal,
    • y control en línea de la terapia. Los haces son controlados hasta 100.000 veces por segundo.

¿Qué beneficios ofrece la radioterapia de iones en el Hospital Clínico de Heidelberg?

El HIT está conectado estrechamente (tanto en su ubicación como en su organización) con el Centro Nacional de Enfermedades Tumorales (NCT) del Hospital Universitario de Heidelberg; el primer Centro Oncológico Integral y, por ende, un centro oncológico líder en Alemania.

Disponemos de prácticamente todos los métodos de última generación y más innovadores para todo tipo de cáncer.

En caso de situaciones complejas, un equipo interdisciplinario de expertos elaborará el tratamiento adecuado para cada paciente. De ser necesario, ofrecemos la combinación con quimioterapia en las instalaciones del Hospital Pediátrico del Centro Nacional de Enfermedades Tumorales (NCT). Para necesidades médicas adicionales, disponemos de expertos de más de 40 áreas del Hospital Universitario de Heidelberg.

Video

Información adicional:

Para determinar si usted es un candidato para un tratamiento en el HIT, nuestros expertos médicos requieren de ciertas informaciones personales. Proporcione la siguiente información de forma rápida y segura por medio de nuestro portal de telemedicina.

  • La carta actual del doctor con la información sobre su enfermedad y tratamiento previo, en inglés o alemán
  • Imágenes de IRM / TC en formato DICOM (el radiólogo se las entregará en un CD) previas a cualquier cirugía / después de la realización de cualquier cirugía; si estas fueron tomadas hace más de 3 meses, se necesitarán también imágenes actuales
  • Informe histológico, de no estar incluido en la carta
  • Protocolo de radiación, en caso de que se haya realizado previamente

Aquí encontrará información adicional sobre este proceso.

Los costos son calculados de forma individual para cada caso, ya que estos dependerán del plan de tratamiento específico. Le entregaremos un plan de costos una vez que contemos con sus documentos.

Ofrecemos citas generalmente dentro de 2 a 3 semanas. Si la capacidad en el Centro de Heidelberg fuera insuficiente, puede dirigirse al centro de Marburgo, Alemania, el cual es operado también por el Hospital Universitario de Heidelberg y cuenta con la misma experiencia y un equipamiento similar.

1. Consulta preliminar inicial

Recibirá una cita para una consulta con un médico y se realizarán todos los exámenes adicionales que sean necesarios.

2. Planificación de la radioterapia / posicionamiento

Sobre la base de métodos de generación de imágenes actuales, los doctores diseñan un plan de radiación (distribución de dosis, número de unidades de radiación, etc.).

La radiación puede comenzar aproximadamente entre 1 a 2 semanas después de la primera cita. En algunos casos es necesario realizar calibraciones previas para asegurar la posición exacta de cada radiación.

3. Primera radiación

Recibirá información detallada sobre el procedimiento específico en su primera sesión de radiación. Después del posicionamiento en la camilla de tratamiento, se vuelve a verificar cuidadosamente la ubicación del tumor —por ejemplo, mediante tecnología láser y de rayos x digital—, la que es comparada con los planes de radiación, de tal forma que los haces alcancen su objetivo con exactitud.

Dependiendo del tamaño del tumor, las sesiones de radiación tendrán una duración de entre un par de minutos hasta 60 minutos como máximo. Durante la radiación no sentirá nada. Solo se percatará que la camilla robotizada se moverá de vez en cuando. En el caso de aplicar anestesia (para niños), se utilizarán cámaras y monitorización cardiovascular para garantizar la seguridad de los pacientes durante la radiación.

4. Fase de terapia

El tratamiento se repite entre cinco hasta un máximo de 38 sesiones, en las que la radiación se realiza generalmente de 5 a 6 días por semana con una unidad de radiación (fracción) que se repite cada día. Por ejemplo: cuando se planea la radiación en 30 fracciones, la fase de terapia tiene una duración aproximada de seis semanas.

En la mayoría de los casos esto puede realizarse como paciente ambulatorio y la estancia en el hospital no es obligatoria.

5. Consulta final de revisión

La última consulta es realizada por lo general en el día de la última sesión de radiación y recibirá una carta médica (en inglés), así como también un CD con el plan de radiación e imágenes para el médico de su país de origen.

Por lo general el viaje de regreso puede emprenderse directamente después de finalizado el tratamiento.

En general, la radiación de iones prácticamente no tiene efectos secundarios. En raras ocasiones pueden ocurrir efectos secundarios típicos de las terapias de radiación, sin embargo, esto depende de la región del cuerpo irradiada. Entre los posibles efectos secundarios se encuentra la fatiga, lesiones locales de la piel y la irritación de la membrana mucosa.

No, existen muchas enfermedades o situaciones en las que la radiación de fotones es suficiente o incluso mejor. La terapia de iones es claramente superior solo para algunas enfermedades. La determinación de cuál es la terapia de radiación más adecuada se toma para cada caso de forma individual.

Aquí encontrará más información sobre otras terapias de radiación que ofrece el Hospital Universitario de Heidelberg.

La terapia de protones es el método preferido para ciertos tipos específicos de cáncer en los niños, ya que este método protege al máximo los tejidos sanos circundantes. Esto significa que se pueden prevenir los déficits en el crecimiento y desarrollo, así como también la aparición de nuevos tumores.

En lactantes y niños pequeños, dependiendo de la edad, la radiación es posible solo bajo anestesia (sueño crepuscular / no anestesia general), ya que deben permanecer completamente inmóviles. Esto es difícil de conseguir en los niños, incluso con un asistente para el posicionamiento. La anestesia diaria es realizada por anestesiólogos experimentados y con las menores cantidades de medicación posibles. Los tratamientos son realizados en estrecha cooperación con el Departamento de Oncología Pediátrica, Hematología e Inmunología. Ya que los niños deben estar en ayunas, los tratamientos son realizados siempre a primera hora en la mañana. A los niños les gusta traer muñecos de peluche para sentirse mejor.

Aquí encontrará una lista de publicaciones científicas sobre iones del Hospital Universitario de Heidelberg.